¿Qué encuentras en la lectio divina?

 

“Ya hace años que conocí la lectio en un retiro en mi parroquia. Era un misionero boliviano quien nos hizo mucho bien y empezamos varios grupos. Su mensaje era que, además de en grupo, había que hacerlo personalmente todos los días que se pudiera. Ahí empezó todo. Después, mi mujer trajo a casa “Según tu Palabra” y nos guía y acompaña. Para mí, la lectio es un faro de luz y de amistad, porque me hace más amigo de Jesús. No es cuestión de teología, sino de trato, de roce y de amistad. Jesús me comprende en la oración y esto me da mucha fuerza para tirar adelante cada día. Cuando podemos orar juntos, Carmen y yo, es una delicia. Tenemos un hijo de veinte años con síndrome Dowm, y es una presencia real del Señor entre nosotros. Se llama Carlos y es un catedrático de ternura y humildad de corazón en nuestra familia. Damos gracias a Dios por su Palabra y a vosotros por vuestra ayuda”.  Jose y Carmen.

 

“Para mí los pasos de la lectio son como el andador que ayuda a los niños pequeños a caminar. Un soporte de atención y una especie de mapa para el camino de unión con el Señor en su Palabra de vida. Leer, queriendo seguir unos pasos, tiempos y actitudes, me sirve mucho. Soy muy dispersa, me distraigo con cualquier cosa, pero la lectio centra y disciplina mi atención muchos días para la escucha del Señor. Es un regalo. Para mí es un don del cielo. Es una escuela de sabiduría  del Espíritu Santo, el divino maestro. Voy a mandar un escrito con mi testimonio. Gracias por vuestra labor”. Lola M.

 

“Me encontré con la lectio divina en un grupo que animan las monjas de una residencia de mi pueblo. Durante años estuve yendo cada jueves hasta que falleció mi esposa. Era un tiempo especial aquella lectura en grupo. No eran charlas. Compartíamos muchas cosas de la vida que iban saliendo en el Evangelio de cada domingo. La Palabra hace grupo. Ahora, viudo, estoy como residente y ayudo todo lo que puedo, para que la Palabra siga dando luz y sentido cada jueves a nuestra vida de mayores”. Pedro U.

 

NOTA: Estos testimonios se escriben con apuntes de llamadas telefónicas que hacemos a suscriptores y amigos de la lectio divina. Seleccionamos las respuestas más directas, vivenciales y espontáneas. Invitamos a participar. Compartir experiencias, nos enseña mucho a todos…

Revista Según tu Palabra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s